Reseña: Mascarade

Ficha Lúdica


Categoría: Party

Mecánica de juego: Roles ocultos

Diseñador: Bruno Faidutti

Ilustrador: Jérémy Masson

Editorial: Repos Production

Nº de Jugadores: 2-13

Edad mínima recomendada: 10+

Duración media de la partida: 30′

Dimensiones:  19,5×10,5×3,5cm

Precio recomendado: 19,99€


img_20180610_122350681.jpg

En Mascarade intentaremos hacer uso de estratagemas y engaños para beneficiarnos de las habilidades de los personajes y conseguir ser los más ricos del lugar.

Componentes

  • 13 cartas de personaje
  • 1 carta de personaje en blanco
  • 1 Tablero de Palacio de Justicia
  • Monedas de oro (por un valor total de 194)
  • 5 Ayudas de juego
  • 14 fichas de personaje, incluyendo una en blanco

Preparación de la partida

  • Repartimos 6 monedas de oro a cada jugador. La fortuna debe permanecer siempre visible a todos los jugadores.
  • El dinero restante se coloca en el centro de la mesa creando el Banco.
  • El Palacio de Justicia se coloca cerca del Banco.
  • Creamos un mazo con tantas cartas como jugadores seamos. En caso de ser 4 o 5 cogeremos siempre 6 cartas. El resto se guardan. Para elegir los personajes con los que jugaremos, debemos seguir las siguientes recomendaciones:
    • El juez es obligatorio.
    • Al menos un tercio deben obtener dinero del banco. Se representan estos personajes con la imagen de un saquito en la parte inferior de la carta.
    • Los campesinos siempre se juegan en pareja.
    • Si aparece el símbolo <<8+>> significa que se deben jugar cuando seamos, al menos, 8 jugadores.
    • En partidas de más de 5 jugadores se pueden poner 2 cartas en el centro de la mesa.
  • Una vez barajadas, repartimos a cada jugador una carta de personaje boca arriba. Una vez hayamos echado un vistazo a todas las cartas, se ponen boca abajo.
  • Cogemos las fichas de los personajes que estemos usando y las ponemos en el centro a la vista de todos. Se usan únicamente para hacer un seguimiento de los personajes que están en juego cuando ya no veamos las cartas.
  • Empieza el jugador más joven y la partida se desarrolla en el sentido de las horas del reloj.

img_20180610_122114374.jpg

Desarrollo de la partida

En Mascarade jugaremos durante un número indeterminado de turnos hasta que uno de los jugadores consiga cumplir la condición de victoria. En cada turno, cada jugador podrá hacer una de estas 3 acciones: Intercambiar cartas, o no; Mirar su carta o Activar su personaje.

Intercambiar cartas, o no

Con esta acción podremos coger nuestra carta y la de otro jugador y cambiarla, o no. Para que el resto de jugadores no sepa qué hemos hecho, esta acción la realizaremos por debajo de la mesa, o a la espalda, para, posteriormente, quedarnos con la carta que queramos y le demos la restante al otro jugador. Si, por el motivo que sea, no recordamos que carta es cada una, no podremos mirarlas; y tendremos que arriesgarnos a que nos toque la que queríamos.

Esta acción es obligatoria para los primeros 4 turnos. De esta forma crearemos una confusión obligatoria al inicio de la partida.

A parte, estamos obligados a realizar esta acción si hemos revelado, por el motivo que sea, nuestra carta durante el turno del jugador inmediatamente anterior a nosotros.

Mirar nuestra carta

Cuando juguemos esta acción miraremos nuestra carta y se acabará nuestro turno. Si, por error, miramos nuestra carta en cualquier momento del turno de otro jugador, estaremos obligados a realizar esta acción.

Activar personaje

Al anunciar nuestro personaje activaremos la habilidad del. Una vez anunciado, el resto de jugadores, en orden, pueden protestar alegando que el personaje activado es el suyo.

  • Si nadie protesta, el jugador activa el poder sin mostrar la carta. Esto permite poder usar personajes cuando no sabemos cuál tenemos.
  • Si uno o más jugadores protestan, todos los jugadores involucrados muestran sus cartas. Si alguno de los jugadores implicados tiene el personaje activado, dicho jugador usa la habilidad correspondiente. El resto de jugadores pagará una multa de una moneda de oro y la situarán en el Palacio de Justicia. Luego se da la vuelta a las cartas y se continúa con la partida.

Puntuación Final

En el momento que un jugador obtenga 13 monedas de oro se acaba la partida y gana.

También terminará la partida si un jugador se queda sin monedas. En este caso ganará el jugador con más monedas y podría darse un empate.

IMG_20180610_122542312.jpg

Opinión Personal

Mascarade es un señor juego. Un perlita entre los juegos de roles ocultos. Tengo que reconocer que este tipo de juegos me encantan, tengo unos cuantos en mi colección. Pero en este encuentro algo distinto que hace que sea mi favorito. Los juegos de roles ocultos suelen ser para jugadores a los que les gusta farolear, jugar con las mentes ajenas para conseguir sus propósitos y, evidentemente, este juego nos ofrece todo esto. Pero Mascarade va un poco más allá. Normalmente faroleamos, o no, desde el conocimiento de nuestras cartas, sin embargo, aquí nos encontramos con la posibilidad de ni siquiera saber qué es lo que tenemos nosotros. Esto es divertidísimo. El nivel de confusión en mesa puede alcanzar cotas estratosféricas. Hacer creer a otros jugadores que tienes una carta de la cuál ni tú estás seguro de poseer. Proponer pactos con jugadores que creen tener la misma carta que tú para, después, romper el pacto y llevarte la partida. Hacer acciones que nadie espera o negar cartas a otros jugadores solo por hacerles fallar. Este juego puede provocar tal cantidad de situaciones caóticas que lo hace totalmente impredecible. Cómo digo, para mi uno de los mejores, si no el mejor, juegos de roles ocultos.

Además, en el aspecto estético es una obra de arte. Las ilustraciones son impresionantes y es un grandísimo acierto el usar cartas de tarot para las mismas. El detalle de estos dibujos hace que valga la pena estarse un ratito observándolas para encontrar cada elemento distintivo. La caja es un poco grande para los componentes pero como estos están hechos con cartón que hay que destroquelar no hay mucho que se pueda hacer. Lo bueno es que si compráis la expansión os cabrán todos los componentes de ambas partes en la misma caja. Las monedas, el palacio de justicia y las fichas de personaje están hechas con un cartón grueso óptimo para el uso que se hace de ellas. Igual de bueno es el cartón satinado usado en las tarjetas de ayuda de los jugadores. En definitiva, un juego con una producción muy cuidada que acompaña a la calidad del juego.

Para terminar con los componentes del juego, nos quedan las instrucciones. En este caso creo que el defecto es que se pasan de explicaciones. Las reglas son muy sencillos y la explicación de los personajes no debería ocupar demasiado. Sin embargo, entre las ilustraciones, los ejemplos y las recomendaciones que te hacen para la combinación de personajes según el número de jugadores; hace que acabemos con un tocho desproporcionado. No digo que tengamos aquí una Biblia pero es cierto que no era necesaria tanta información para un juego que tiene cuatro reglas. Pero es una minucia totalmente irrelevante, la verdad. ¡Espero que no haya nadie que tenga el valor de descartar este juego por algo así!

El único y auténtico problema de este juego es su escalabilidad. Lo he jugado en todas sus versiones. A menos de 6 jugadores el juego queda corto. Es fácil seguir las cartas lo que hace más difícil poder engañar al resto de jugadores y se convierte en un juego predecible. Y en el otro lado tenemos también problemas. Si superamos los 10 jugadores hay demasiados personajes. Al final no sabes con qué estás jugando, a pesar de las fichas que nos ayudan, y hace que sea absolutamente imposible saber quién tiene qué. Esto hace que te frustres porque es posible que te cambien la carta 4 o 5 veces antes de llegar a tu turno. Al final se alarga mucho la partida y los jugadores optan por dejar de cambiarse las cartas o por no protestar las activaciones ajenas. Así pues, este juego, cuando se disfruta a lo bestia es en el tramo de 6 a 10 jugadores. Aquí todo encaja perfectamente para que el caos y la estrategia funcionen.

Supongo que queda claro que en este juego no existe problema con la rejugabilidad. Y de haberlo se soluciona perfectamente con la expansión donde duplicamos el número de personajes. Pero vamos, rara vez jugaremos con los 12 personajes a la vez lo que se traduce en partidas totalmente distintas unas de otras y en las que, tras terminar, querrás jugar otra para conseguir la revancha.

¿Y qué podemos decir del precio? Pues que es bastante justo. Si os gustan este tipo de juegos lo sacaréis a mesa en cuanto tengáis oportunidad y la calidad de los componentes es muy alta por lo que su precio no es para nada alto. Pocos juegos que reúnan estas características los vais a encontrar a estos precios. La expansión ya es otro cantar pero el juego básico está al precio que debe estar.

Valoración Final: 8,4

Componentes: 8

Diseño: 10

Instrucciones: 7

Calidad / Precio: 8

Escalabilidad: 6

Rejugabilidad: 10

Valoración Personal: 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s