Reseña: Santa María

Ficha Lúdica


Categoría: Euro

Mecánica de juego: Gestión de recursos

Diseñador: Eilif Svensson y Kristian Amundsen Østby

Ilustrador: Gjermund Bohne

Editorial: Arrakis Games

Nº de Jugadores: 1-4

Edad mínima recomendada: 12+

Duración media de la partida: 45′-90′

Dimensiones:  29,5×29,5×7 cm

Precio recomendado: 49,95€


Componentes

  • Tablero Central (cartón)
  • 4 Tableros de Colonias (cartón)
  • 30 Losetas de Expansión (cartón)
  • 15 de Tamaño 3 Casillas
  • 15 de Tamaño 2 Casillas
  • 30 Losetas de Envío (cartón)
  • 4 Losetas de Envío Iniciales (cartón)
  • 10 Losetas de Erudito (cartón)
  • 6 Losetas de Obispo (cartón)
  • 4 Losetas de Ayuntamiento (cartón)
  • 3 Losetas de Camino (cartón)
  • 50 Monedas (cartón)
  • 60 Fichas de Felicidad (cartón)
  • 60 Fichas de Recursos (madera)
  • 24 Fichas de Monje (cartón)
  • 12 Marcadores de Jugador (madera)
  • Marcador de Año (madera)
  • 24 Dados de 6 Caras (madera)

IMG_20180701_174453959

Preparación de la partida

  • Colocamos el tablero en el centro de la mesa.
  • Reservamos 3 dados azules por cada jugador en la partida.
  • Situamos el Marcador de año en la primera posición del track.
  • Mezclamos y colocamos aleatoriamente las 4 losetas iniciales de envío junto a los 4 muelles que hay en la parte inferior izquierda del tablero.
  • El resto de losetas de envío las colocamos junto al tablero boca abajo.
  • Lanzamos 3 dados blancos por cada jugador y los ponemos en la parte inferior del tablero debajo de la imagen de cada dado con el mismo valor.
  • Robamos 3 losetas de erudito y de obispo al azar y las colocamos boca arriba en su posición en la parte superior del tablero.
  • Mezclamos por separado las 15 losetas de expansión dobles y las 15 losetas de expansión triples y elegimos 5 de cada al azar, situándolas boca arriba a la derecha del tablero.
  • Ponemos, boca arriba, las 3 losetas de camino en el espacio de abandono que hay en el tablero en la parte inferior derecha.
  • Separamos las fichas de monedas, felicidad y recursos y las colocamos al alcance de los jugadores.
  • Cada jugador elige un color y obtiene 6 monjes y 3 marcadores de jugador. Estos marcadores los colocaremos en las posiciones iniciales del track de religión y conquistador, y otro, en el mercado.
  • Además, cada jugador recibe un tablero de colonia.
  • Cada jugador obtendrá dos piezas de madera. Además el jugador inicial recibirá 3 monedas, el segundo, 4; el tercero, 5; y el cuarto, 6. Estos recursos se colocan en su zona correspondiente del tablero de jugador.
  • Cada jugador tomará un dado azul y lo lanzará. Este será nuestro trabajador inicial.

img_20180701_172428393.jpg

Desarrollo de la partida

En Santa María tomaremos el control de una colonia y solo venceremos si, gracias a la correcta gestión de recursos y colonos, conseguimos que la nuestra, sea la más feliz de todas.

Jugaremos 3 años, lo que equivale a 3 rondas. Los jugadores tendremos “n” turnos, en el sentido horario, hasta que todos hagamos la acción de pasar. En nuestro turno solo podremos hacer una de las 4 acciones:

  • Expandir nuestra colonia.
  • Activar un edificio.
  • Activar una fila o columna.
  • Pasar.

Además, hay una serie de acciones gratuitas que podremos realizar en cualquier momento de nuestro turno.

Expandir la colonia

Pagaremos 2 maderas para tomar una loseta doble o 2 maderas y una moneda para obtener una triple. Solo podremos comprar una loseta cada vez que hagamos esta acción.

Una vez cogida la loseta que queramos la colocaremos en los espacios vacíos de nuestra colonia. Podemos ponerla en cualquier posición siempre que no cubramos otras losetas o edificios impresos en nuestra colonia. Las losetas de expansión no se reponen hasta el final de la ronda.

Activar un edificio

El edificio que queramos activar no puede tener monedas o dados sobre él ya que para activarlo tendremos que colocar encima estas monedas.

En cada ronda de juego, el primer edificio que activemos costará una moneda, el segundo 2 y así sucesivamente. Es decir, cada activación cuesta una moneda más que la anterior. Las monedas que usaremos serán las que estén en nuestro almacén. Al final del año retiraremos las monedas y el coste se reiniciará.

Activar una fila o columna

Para realizar esta acción tomaremos uno de los dados blancos de la reserva común o un dado azul de la nuestra personal. La única limitación es que no podemos coger más de 3 dados blancos de la reserva común. Podemos variar el valor del dado gastando una moneda por cada punto que queramos incrementar o reducir.

Si hemos elegido un dado blanco activaremos todos los edificios disponibles en la columna correspondiente al valor del dado. Una vez hecho esto lo colocaremos encima del último edificio bloqueándolo para el resto de la ronda. En el caso el de elegir el dado azul, el proceso es el mismo pero eligiendo una fila.

Cada edificio que se activa realizará una acción de las siguientes:

  • Producción. Gana los recursos o puntos mostrados. Nunca podemos tener más de 3 recursos del mismo tipo en nuestro almacén. En cambio, recibiremos las monedas correspondientes a cada tipo.
  • En estas losetas, pagando los recursos de la parte superior, obtendremos los beneficios de la parte inferior. Solo se puede hacer un único intercambio por activación. Si los recursos están separados por “/” elegiremos uno de ellos.
  • Envío. Podemos pagar los recursos mostrados en cualquiera de las losetas de envío que hay en los muelles del tablero para obtener esa loseta y colocarla boca abajo en el puerto de nuestro tablero con el mismo símbolo. A continuación, se toma otra loseta de la reserva y se coloca en el espacio vacío.
  • Conquista. Avanzaremos nuestro marcador una posición en el track correspondiente. Si acabamos en un lugar donde ya hay otro jugador pondremos nuestro marcador encima y si pasamos por un símbolo de oro obtendremos una ficha de dicho recurso.
  • Religión. Avanzaremos nuestro marcador una posición en el track correspondiente. Podemos pagar un grano para avanzar una posición extra. Cuando el marcador supera un símbolo de monje, reclutaremos uno de nuestra reserva y, además, con el primer y tercer monje obtendremos un dado azul extra.
    • Reclutar un monje. Lo colocaremos en uno de los 10 espacios designados para ello en el tablero. Si eres el primer jugador en colocar en el espacio seleccionado la acción es gratuita. De otro modo, pagarás 2 monedas a cada jugador que ya tenga un monje en esa localización. No puedes colocarlo si ya hay un monje tuyo.
      • Durante el resto de la partida obtendrás la habilidad de esa loseta.
      • Al final de la partida obtendrás puntos según hayas cumplido las condiciones de la loseta.
      • Estaciones misioneras. Obtienes inmediatamente los recursos mostrados.
    • Desbloquear un dado azul. Coges un dado azul, lo lanzas y ganas esa acción para esta ronda. Durante el resto de la partida tendrás esos dados disponibles.

Pasar

Al pasar, lo primero es mover nuestro marcador en el mercado a un espacio de abandono libre y realizar la acción correspondiente. Estas son:

  • Ganar 2 monedas.
  • Realizar una acción de religión.
  • Realizar una acción de conquistador.
  • Realizar una acción de envío.
  • Obtener una loseta de camino y colocarla en nuestra colonia.

Después recibiremos beneficios por nuestras losetas de envío en nuestro puerto, de arriba abajo. Por cada loseta, recibimos los beneficios correspondientes o realizamos las acciones mostradas; como se indica en el muelle.

Además podrás comprar y vender recursos en cualquier momento de esta acción. A partir de este momento tendrás que esperar a que el resto de jugadores finalicen su turno.

Acciones gratuitas

En cualquier momento de nuestro turno, podemos realizar estas acciones tantas veces como queramos.

  • Vender recursos. Ganaremos una moneda por cada recurso básico y dos por cada recurso avanzado que vendamos.
  • Comprar recursos básicos. Podemos comprar por tres monedas un recurso básico. Los avanzados no se pueden obtener de esta forma.

Final de año

Cuando todos los jugadores hayamos pasado, se acabará el año y se seguirán los siguientes pasos:

  • Cada jugador ganará puntos de felicidad según su posición en el track de conquistador. La tabla de fin de año nos indicará la cantidad de puntos según el número de jugadores. Si eres el último jugador o no has avanzado en este track no te llevarás ningún punto. En caso de haber varios jugadores en un mismo espacio, el que este más abajo será el que vaya primero. Después movemos a todos los jugadores al espacio inicial de este track.
  • Los dados y monedas en los edificios se devuelven a la reserva.
  • Descartar todas las losetas de expansión no utilizadas y sacar 5 nuevas losetas dobles y triples.
  • Recuperar todos los dados blancos, lanzarlos y colocarlos de nuevo en su zona del tablero.
  • Lanzar los dados azules de nuestra reserva.
  • El jugador que esté en el espacio de abandono libre superior será el jugador inicial en la siguiente ronda y el orden de turno es en el sentido horario.
  • Movemos el marcador de año al año siguiente.

img_20180701_173015693.jpg

Puntuación Final

La partida termina al finalizar el tercer año del juego. El vencedor será el jugador con mayor felicidad en su colonia. Para esto, sumaremos a la felicidad conseguida durante la partida los siguientes puntos:

  • Conseguiremos 1 punto por cada 3 monedas redondeando hacía abajo. Podremos vender nuestros recursos de la forma habitual para conseguir más monedas.
  • Por cada fila o columna completa (esto es, que esté llena, ya sea por edificios o caminos) ganamos un punto por cada colono en dicha columna.
  • Recibimos los puntos que se muestran en las losetas de eruditos donde tengamos un monje. Por cada obispo colocado pierdes 2 puntos y después sumamos los puntos obtenidos al cumplir dichas losetas.
  • 3 puntos por cada set de losetas de envío. Un set es tener una columna completa de 4 barcos.
  • Losetas de envío. Damos la vuelta a las losetas y ganamos tantos puntos como se muestran en ellas.

El jugador con más puntos es el ganador. En caso de empate, el jugador que al abandonar eligió el espacio más alto de entre los disponibles será el ganador.

Opinión Personal

Santa María es un euro ligero, con una duración ajustada, perfecto para salir a mesa en sesiones más pesadas y no perder el ritmo.  Sus reglas son sencillas y se explican rápidamente, la mecánica está bien implementada y, para cuando terminemos, nos quedará un muy buen sabor de boca.

En el caso de este juego, lo que menos me gusta es la caja, las ilustraciones elegidas son demasiado infantiles para mi gusto. No es una caja que veas y te provoque curiosidad por saber de qué va el juego. Esto es un fallo, da la sensación de que no tenían muchas esperanzas en el producto y no cuidaron este punto. Y es curioso, porque cuando abres la caja, los componentes están muy bien. A mí me sorprendió gratamente el tablero principal. Pequeño, algo que se agradece, creo yo; compacto y bien organizado. Si bien es cierto que hay una pequeña trampa ya que alrededor del tablero tendremos que colocar bastantes cosas por lo que, al final, necesitas espacio. Pero la intención es lo que cuenta. También están muy bien los tableros de jugador con las colonias. Se habría agradecido que el cartón fuese el mismo que el del tablero principal y, al estar satinado, las piezas de colonia se mueven con facilidad pero el diseño y la distribución vuelven a ser muy acertados. En cuanto a las piezas de recurso, la única pega es que parecen frágiles. Son muy finas y ligeras así que hay que tratarlas con cariño si no quieres perderlas o romperlas. Punto y aparte son las fichas de felicidad, ¡esas caras son siniestras¡ Así que, visualmente, es un juego que no enamora pero con unos componentes correctos y de calidad.

Otro de los puntos débiles, a mi parecer, son las instrucciones. Y no porque no estén bien distribuidas y explicadas. Aunque hay alguna parte ambigua, los ejemplos te solucionan prácticamente cualquier duda que puedas tener. El problema vuelve a ser el diseño. Estoy seguro de que podrían haber cuidado más este sentido y hacerlas más atractivas. Añadimos que el papel tampoco es de gran calidad y te queda un producto que, de nuevo, da la sensación de no haber sido mimado. Una pena.

Pero vamos al punto fuerte. Es un juego con 4 acciones de las cuales dos son, prácticamente, la misma y en la que una, es pasar. Fácil y sencillo, para toda la familia. Es un juego que hará que estés pendiente en todo momento de lo que hacen tus adversarios. En el que tienes que plantear tu estrategia desde el inicio pero tendrás que tener una gran capacidad de reacción ya que no puedes descuidar ningún aspecto y el resto de jugadores te pisarán constantemente en el camino a la victoria. ¿Qué es mejor hacer primero? ¿Desarrollar mi colonia? ¿Conseguir mis dados azules lo antes posible y situar mis monjes primero? ¿Hacer que mis conquistadores sean los mejores a final de año? Y no olvidemos hacer los envíos del puerto. Muchas posibilidades y muy poco espacio de tiempo para hacerlas. Además, al hacer una acción por turno, el ritmo es frenético. En este sentido hay poco que objetar.

Si nos fijamos en la escalabilidad de este juego, funciona perfectamente con cualquier cantidad de jugadores. Evidentemente, sentiremos más la presión a cuatro jugadores que a dos pero la calidad de la partida va a ser semejante. A dos jugadores, las partidas te permiten completar más cosas y te sentirás mas realizado cuando consigas todos tus objetivos, incluso en la derrota. A más jugadores, tendrás que ser más cuidadoso con la estrategia. Obviar algunos puntos para desarrollar otros. Paliar los problemas que puedan provocarte el resto de jugadores e intentar ver por donde va cada uno para no quedarte atrás en ningún sentido. Además, la relevancia de pasar en el turno será muchísimo más importante y ganará peso la elección de esa acción final que se nos concede.

Donde tengo más dudas es en la rejugabilidad. Me preocupa un poco este asunto. Con las partidas ya jugadas me da la sensación de que es un juego que hay que espaciar en el tiempo. Al tener pocas acciones y ser muy cerradas las opciones, si sale muy de seguido, nos daremos cuenta de que las partidas seguirán un recorrido muy parecido entre ellas. Esto se puede suavizar gracias a las losetas de erudito y obispo y a las de envío pero no sé si lo suficiente para olvidarnos de este problemilla. Es algo que el tiempo lo dirá.

Y como siempre, para terminar,  valoremos la relación calidad-precio. Tras jugarlo y revisar bien todos los componentes, yo creo que el precio está un poco hinchado. Es un juego que si rondase los 35€, incluso 40€ sería perfecto pero llegar a los 50€ me parece excesivo. Como ya he dicho el apartado visual deja bastante que desear y, aunque es un gran juego ligero, creo que no saldrá a mesa con tantas ganas como otros títulos similares. A pesar de todo, recomiendo el juego, sobre todo si quieres iniciar a amigos en el mundillo.

Valoración Final: 6,9

Componentes: 7

Diseño: 5

Instrucciones: 6

Calidad / Precio: 7

Escalabilidad: 8

Rejugabilidad: 7

Valoración Personal: 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s