Reseña: Happy Salmon

Ficha Lúdica


Categoría: Party, Familiar

Mecánica de juego: Colocación rápida de cartas

Diseñador: Ken Gruhl y Quentin Weir

Ilustrador: Linda DeSantis

Editorial: North Star Games

Nº de Jugadores: 3-6

Edad mínima recomendada: 6+

Duración media de la partida: 2′

Dimensiones:  Abstracto

Precio recomendado:  14,99€


img_20180715_132047689.jpg

Componentes

  • 72 Cartas (12 de cada color)

Preparación de la partida

  • Se reparte a cada jugador todas las cartas de un color determinado.
  • Nos colocamos en círculo para poder vernos todos y a una distancia suficiente para poder llegar a todos los jugadores. (Mi recomendación es jugar de pie sin tener nada delante.)

Desarrollo de la partida

A la cuenta de tres, todos los jugadores darán la vuelta a su mazo. Todos a la vez gritaremos la acción que hay en nuestra carta y, si otro jugador tiene la misma acción en su carta, la realizaremos a la vez. Una vez hecho esto descartaremos esa carta y haremos lo mismo con la siguiente. No hay limitación a la hora de elegir a un jugador, puedes repetir con el mismo las veces que haga falta. Las acciones a realizar son las siguientes:

  • High 5: Choca los 5 con otro jugador.
  • Pound It: Choca los puños con otro jugador.
  • Switcheroo: Intercambia posiciones con otro jugador.
  • Happy Salmon: da palmas con una mano sobre el antebrazo del otro jugador.

Repetiremos este proceso hasta que agotemos las doce cartas. Cuando lo hagamos gritaremos “¡He SALMON-ado!”

Si eres el primer jugador serás el ganador de la partida.

img_20180715_131723896.jpg

Opinión Personal

¡Qué chorrijuego! Pero es tremendamente divertido, sobre todo si tú y tus amigos tenéis más bien poca vergüenza. Es uno de esos juegos perfectos para jugar en la piscina o en la playa, hacer calor y pegarte un chapuzón. Si tenéis niños pequeños lo van a disfrutar desde el principio ya que son partidas muy cortas y el juego se explica en unos 30 segundos. Solo hay que ver lo que me ha ocupado la reseña… Y para los que somos más mayores, sacará ese enano que llevamos dentro y nos reiremos como en años. Más aún si somos un poco brutos. Además, no solo gozaremos nosotros, todo aquel que nos vea jugar se quedará patidifuso cuando vea a gente con una edad haciendo el ganso como niños de 10 años. Algunos nos juzgarán y otros se partirán la caja, alguno incluso lo grabará para que haya pruebas (Esto me ha pasado…). El caso es que nos dará igual porque estaremos totalmente inmersos en ser el que más grita y más rápido se deshace de sus cartas.

En el apartado visual, sin lugar a dudas lo más destacable es el estuche del juego. Con la formas de un salmón es bastante original y está claro que a los niños les entrará directo por los ojos. Aunque es cierto que podían haberlo hecho un poquito más ancho porque las cartas entran pelín justas. Las ilustraciones son infantiles pero muy claras. Cada acción tiene su propio dibujo y fuente por lo que al primer vistazo sabrás lo que tienes que hacer. Además las cartas estás semi-plastificadas por lo que, salvo que se os caigan al agua, soportarán bien las salpicaduras.

Las instrucciones están muy bien, si bien es cierto no hace falta mucho para que sean fácilmente entendibles. Repito que es un juego muy, muy sencillo.

Todo esto hace que la mecánica sea muy sencilla. La base es la velocidad y lo alto que puedas gritar tu acción. Si además le echas morro y te cuelas cuando hay más de una persona diciendo la misma acción pues mejor que mejor. Yo creo que lo que han buscado, y lo que hace que sea tan divertido, es el caos. Todo el mundo grita, todo el mundo gesticula, en cuanto ves que los jugadores empiezan a tirar cartas la presión va a más. ¡Es frenético! Y esto hará que quieras volver a jugar para intentar ganar una y otra y otra vez.

La escalabilidad de este juego es básica. A más jugadores mejor. Yo no lo recomiendo a tres, no hay suficientes jugadores y es fácil que en alguna ronda no haya dos acciones iguales. Esto ralentiza el juego y es totalmente perjudicial para la experiencia. Mínimo 4 y, por supuesto, con 6 es brutal. Al número máximo de jugadores se cruzan acciones, hay golpes, empujones, no te enteras de nada; es lo que hace que el juego alcance su cénit.

La rejugabilidad no es discutible. Es cierto que lo puedes quemar ya que son partidas muy cortas y jugaréis muchas seguidas. Pero es tan sencillo que eso da igual. Lo vas a querer jugar porque sabes que te vas a reír, que lo vas a disfrutar. Por el juego y por lo que provoca, tanto en nosotros como en el público. Si os dais cuenta, insisto mucho en este tema. Es mejor jugarlo al aire libre. En casa está bien, sobre todo para las primeras partidas. Pero la experiencia cambia mucho cuando juegas fuera y eres consciente del resto de la gente. Aunque suene un poco exhibicionista hace que sea mucho más divertido. De ahí que el grupo de gente con el que juegues no deba ser muy vergonzosa.

En cuanto al precio. Para mí es un poco caro. 16€ por un juego de 72 cartas es un poco demasiado. Si bien es cierto, los componentes son buenos, el estuche pequeño, por lo que transportarlo es fácil; y las horas de juego van a ser muchas. Aun así, no creo que este ajustado.

img_20180715_131255384.jpg

Valoración Final: 7,3

Componentes: 7

Diseño: 8

Instrucciones: 7

Calidad / Precio: 7

Escalabilidad: 6

Rejugabilidad: 8

Valoración Personal: 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s